Viaje a Gossas 2017

Resumen de nuestra visita anual 

Este año hemos visto muchos avances respecto al año pasado y constatamos que nuestro objetivo de mejorar las condiciones de nuestras niñas está a punto de cumplirse.

 

Obras

Como recordaréis, el año pasado contactamos con Antonio, constructor español que lleva años trabajando en África y los últimos años en Senegal. En principio se ofreció a construir el techo de los dormitorios de las niñas, pero cuando nos acompañó el año pasado a Gossas decidió que quería también cambiar el techo de la sala de espera del dispensario y construirnos nuestro comedor soñado.

A nuestra llegada nos hemos encontrado con el techo de la sala de espera del dispensario terminado, así como el techo de la sala de estudio y el de un dormitorio. Falta únicamente cerrar el  segundo dormitorio.

Para la construcción del comedor se derribó una pequeña construcción, al lado de la cocina, que estaba en muy mal estado y han levantado un nuevo edificio, con ventanas abiertas para que haya corriente y un banco corrido de obra alrededor de toda la pared. Se dejará el centro de la construcción despejado para poder poner mesas a la hora de comer y quitarlas en caso de que se desee en algún momento puntual utilizar la instalación para otro fin distinto al de sala comedor. Para la finalización del comedor queda únicamente cerrar el techo.

A mediados de año, cuando Clara y yo ya habíamos vuelto a España, nos dijo Antonio que quería hacer unos baños para la escuela de Gossas, a la que acuden nuestras niñas más pequeñas.  Los que hay actualmente tienen unas condiciones higiénicas verdaderamente terribles. Hemos comprobado que ya están empezados, se espera que se finalicen en breve.

Como veréis, nuestra alegría está plenamente justificada ya que en un año vamos a conseguir lo que habríamos tardado años en lograr, siempre y cuando hubiésemos logrado recaudar la cantidad tan elevada que suponía todas estas obras.

Esperamos que con el nuevo año tengamos nuevas instalaciones para estrenar, un buen regalo de Reyes, gracias a nuestro benefactor y amigo Antonio.


Antiguos techos de habitaciones y sala de estudio, hechos con Uralita que como recordaréis hemos tenido que reparar muchas veces por numerosas goteras a lo largo de los años que hemos trabajado allí.






Techo nuevo del dormitorio de las niñas. Como veréis es un techo de obra, con su encofrado y recubierto de hormigón, en definitiva, un techo que no dará problemas hasta dentro de muchos muchos años.







Antiguo techo de la Sala de espera del dispensario, fabricado igual que el de los dormitorios. En este caso las vigas de madera estaban en muy mal estado y urgía su reparación.

Nuevo techo, también definitivo

Antigua construcción que albergaba baños en muy mal estado y que llevaba varios años clausurada. Ésta se ha derribado para construir en su lugar el futuro comedor.


Nuevo comedor, a falta de ponerle el techo y azulejo recubriendo los bancos corridos. Como veis es un espacio diáfano que podrá ser utilizado en ocasiones puntuales para otros fines. Se había pensado cerrar con ventanas correderas, pero dado el calor de la zona iba a impedir la entrada de aire libremente, así que hemos decidido cerrarlo con persianas enrollables para poder bajarlas los días que haga más viento o lluvia.










Otra foto del nuevo comedor

 Esta foto esta recién recibida. Nos confirman que ya empiezan con el techo del comedor. Estupendas noticias!!

Baños actuales, aunque parezca increíble, están en pleno uso.




































Futuros baños en construcción.

Talleres

Durante todo el año pasado, hasta la finalización del curso escolar han estado operativos los talleres de peluquería y confección. Se utilizó el material de peluquería que compramos dos años atrás, así como el material de confección. Además de las máquinas de coser que ya teníamos se ha comprado una más sofisticada para las alumnas más adelantadas y otras dos simples para las iniciadas.
Acudieron al taller mujeres del pueblo de Gossas y alguna de nuestras niñas más mayores interesadas en aprender estos oficios.
Este año no se han comenzado las clases de talleres ya que tenemos alojadas a las niñas en la sala de donde éstos se realizan. En cuanto estén re-ubicadas en sus habitaciones darán inicio las clases nuevamente.

Niñas de la residencia

Este nuevo curso ha dado comienzo con solo 28 niñas, si recordáis la cifra suele rondar las 40 niñas, un año tuvimos acogidas hasta 57 niñas porque el año fue terrible en cuanto a falta de lluvias, lo que provocó mayor pobreza aún en la zona y se elevó considerablemente el número de demandas de acogimientos en la Residencia. Este año se ha limitado el número de niñas para que estén alojadas en buenas condiciones mientras se terminan las obras en sus dormitorios. Afortunadamente ha coincidido con que el número de peticiones de acogimiento para este año ha sido también menor.

De estas 28 niñas, hay 7 en situación de extrema pobreza, así que nos haremos cargo nosotros de su manutención así como de su escolarización.

Proyectos a realizar durante este año con el dinero aportado

-Escolarización y manutención de 7 niñas en situación de extrema pobreza.

-No sé si recordaréis que el año pasado hicimos una excepción con el hijo del guardián Jerome y le pagamos la escolarización del año completo porque para él era inviable pagársela. El año de escolarización suponía más de tres sueldos suyos. Este año hemos visto sus notas, ha pasado de curso con buenas notas y los comentarios de la profesora son muy positivos, así que de nuevo le vamos a financiar este año completo.

-Renovación de los 40 colchones, con fundas incluidas. Entre los años 2.010, 2011 y 2012 los fuimos renovando poco a poco. Esta vez, gracias a que no tenemos que dejar dinero para obras, podemos aportar la cantidad íntegra para sustituir todos a la vez. Puede parecer poco tiempo desde que compramos los anteriores, pero por desgracia la calidad aquí deja mucho que desear y su  durabilidad es mucho menor que aquí.

-Renovación de bancos y mesas para la sala de estudio. Muchos de ellos ha sido necesario retirarlos porque se han roto, quedan pocas mesas y bancos y todos ellos en muy mal estado. Vamos a renovar íntegramente la sala de estudio, equipándola por completo.

-Vamos a seguir trabajando en la mejora de la alimentación de nuestras niñas, con un mayor aporte de proteínas y fruta diaria.

-Como seguimos sin disponer de coche, dejamos dinero para financiar el alquiler de un coche con conductor una vez cada quince días para continuar con la vacunación y tratamiento de malnutrición en las aldeas cercanas a Gossas.

Bueno, pues este es el pequeño resumen de nuestra estancia en Gossas.
Veréis que las obras están muy avanzadas, esperamos que acaben en breve. Con esto finalizado, más la renovación de colchones y del material de la sala de estudio, las necesidades allí se reducen considerablemente. Esperamos que con poco aporte anual a partir de ahora se cubran esas pequeñas necesidades que surjan.

Otros proyectos interesantes 

Durante nuestros días en Gossas fuimos como siempre al colegio de nuestras más pequeñas. Este año ha llegado un nuevo y joven cura camerunés, estuvimos charlando con él mientras nos invitaba a un zumo y unos cacahuetes. Nos habló del proyecto  que le ha traído hasta Gossas,  que es la organización de una biblioteca en dos salas del colegio que actualmente están inutilizadas. Pretende crear un punto de encuentro para todos los jóvenes del pueblo, un lugar donde puedan leer o estudiar aquellos que no tienen espacio en sus casas para hacerlo. Nos enseñó las salas, son amplias, una de ellas para colocar estanterías y clasificar y ordenar los libros, y otra mayor donde se colocarían las mesas y sillas de lectura.

En este mismo lugar quiere comenzar un ciclo de charlas sobre la violencia hacia la mujer, además de charlas sobre sexualidad. Dos temas primordiales en la sociedad africana.

Nos pareció muy interesante su proyecto y nos gustó la fuerza y la ilusión con la que ha aterrizado en este pequeño pueblo de Senegal desde su Camerún natal.
Nos hemos quedado con su contacto para que nos vaya informando de la evolución de su proyecto. Ya os iré contando yo también si es que hay novedades y avances.

 Con el Padre Joel

Visita a un nuevo proyecto en Palmarin

Por otro lado, dejamos el último día de nuestra estancia en Senegal reservado para ir a visitar a Sor Marie, una mujer con la que hemos trabajado muchos años, iniciadora de las salidas a vacunar a las aldeas. Una trabajadora excepcional que se volcó con las niñas durante sus años de estancia en Gossas.
Nunca hemos perdido el contacto con ella y siempre queríamos haber ido a verla pero distintos motivos nunca habíamos tenido tiempo. Este año nos propusimos finalmente ir a verla.

Actualmente ella trabaja en la localidad de Palmarin, en la costa, al sur de Dakar. Es una zona menos castigada que Gossas, gracias sobre todo a que el clima es más favorable . En su emplazamiento disponen de un dispensario (ella es la responsable de éste). Acuden , como en Gossas, pacientes del propio pueblo y de localidades cercanas para la atención primaria básica. Atienden a niños aquejados de malnutrición, malaria y enfermedades más comunes allí.  Además tienen una unidad específica para atender partos, con una habitación especialmente reservada para que las madres puedan alojarse un par de días antes de dar a luz y entre 2 y 4 días, una vez que el niño ha nacido. Realmente hacen una labor importantísima, incentivando a las mujeres a dar a luz aquí, reduciendo los riesgos de un parto en casa con las condiciones de insalubridad comunes en la mayor parte de viviendas.

Además de esto, este año han comenzado un proyecto para acoger a niñas cuyas viviendas están lejos del colegio y que no podrían ir y volver todos los días a sus casas. Son 13 niñas de entre 7 y 10 años. Pasan aquí la semana completa, el sábado por la mañana se  van a sus casas y los domingos por la noche regresan.

El dormitorio donde se alojan llama la atención por lo nuevo y “reluciente” que está comparado con nuestra experiencia en Gossas. Como os digo, es el primer año que inician este proyecto, pretenden ir ampliando el número de niñas cada año.
Si bien sus condiciones de alojamiento son óptimas, observamos el mismo problema que veíamos con nuestras niñas, la dieta pobre en proteínas y fruta.
Del mismo modo, las niñas comen en el patio, al lado de una pequeña cocina de leña de la que sale un denso humo que acaba molestando a las niñas. 

Durante nuestra estancia allí les preguntamos si tenían alguna necesidad, nos hablaron precisamente de la cocina y de que les gustaría comprar un infiernillo con bombona de butano para evitar tanto humo. Así que les dejamos una pequeña cantidad para la compra del infiernillo y con el dinero sobrante comprarán carne, pescado y fruta para enriquecer la dieta de las niñas, mientras el dinero dure.




































Cocina de leña que van a sustituir por infiernillo de gas.




































Las pequeñas comiendo después del cole.



Sacando agua del pozo para ducharse. No hay agua corriente durante el día, en ocasiones se abre el suministro por la noche.




































A pesar de vivir en un lugar mejor que Gossas, la vida aquí sigue siendo difícil.

Agradecimientos

Ahora sí que he terminado con nuestro viaje anual. Supongo que ya sabéis lo que toca ahora, toca expresaros nuestro agradecimiento más absoluto hacia todos vosotros y vosotras. No quiero que al repetiros estas palabras año tras año dejen de tener sentido, porque el agradecimiento es de todo corazón. 

Los que estáis con nosotras desde un principio sabéis de qué punto partió todo el trabajo, como eran las condiciones en Gossas. Los que os habéis ido incorporando con los años, entre los que yo me incluyo, también habéis (y hemos) sido testigos de los avances allí, tanto en lo referente a infraestructuras como a nivel de nutrición, salud y educación. 

Todas estas mejoras han supuesto mucho trabajo y mucho dinero pero vuestro apoyo tanto económico como de aliento continuo han conseguido todo lo que podemos ver hoy en estas fotografías. 

Yo personalmente me siento privilegiada de formar parte de este proyecto tan ilusionante, por un lado, por los logros conseguidos allí y por otro lado por darme cuenta de la cantidad de gente desinteresada y volcada en la ayuda a los demás que existe, y ahora me estoy refiriendo a todos vosotros.
Es obvio, ¡¡nada de esto habría sido posible sin vosotros!!

No quiero que esto suene a despedida definitiva porque no lo va a ser. Os seguiré informando puntualmente de nuestras escapadas a Senegal, así como de los mercadillos que hagamos y de todas las novedades que tengamos.
Sé que seguiréis estando ahí.

Un gran merci de parte de: les filles, Clara, Rosa y Martha

¡¡¡Hasta muy pronto amigos!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesa tu opinión, gracias por colaborar en el blog.